miércoles, 7 de marzo de 2012

COSAS QUE ME HACEN GRACIA (parte 1)

Todos tenemos a veces un mal día, un día de esos en los que estamos de bajón sin saber muy bien porqué. Cuando tengo un momento “qué me gusta un cristal lloviendo” (sí, los tipos duros también los tenemos, ¿qué pasa?), suelo recordar las sabias palabras de Woody Allen: “La vida es horrible, pero es el único sitio donde te puedes comer un filete” y echarle un ojo a mi baúl de las chorradas.

Os dejo la primera parte de lo que yo llamo, en un alarde lingüístico, “las cosas que me hacen gracia”:

LIBROS: Hay tres autores imprescindibles para reírse: Woody Allen, Miguel Mihura y Wodehouse. De Woody Allen os recomiendo los “Cuentos sin plumas”, de Mihura, “Mis memorias” (empieza con un “Nací con dos narices y cuatro ojos, aquellos eran días de abundancia” y de ahí a más) y, de Wodehouse, “Tío Fred en primavera”.

El humor que más me gusta el denominado humor absurdo. Como muestra, un botón:

EL ANTIGUO TESTAMENTO SEGÚN WOODY ALLEN (incluido en “Cuentos sin plumas”).


“Y vino a ocurrir que un hombre que vendía camisas fue azotado por tiempos adversos. Ninguna de sus mercancías hallaba comprador ni él prosperaba. Y el hombre oraba y gemía: 

- Señor, ¿por qué me haces sufrir de este modo? Todos mis enemigos venden su género menos yo. Y estamos en plena temporada. Mis camisas son buenas. Mira la calidad de este rayón. Conseguí cuellos abrochados, cuellos de fantasía, pero nada se vende. Y no obstante he observado tus mandamientos. ¿Por qué no podré yo ganarme la vida cuando mi hermano menor se está forrando con su prêt-á-porter para niños?
 
Y el Señor escuchó al hombre y dijo:

- Acerca de tus camisas...

- Sí, Señor- exclamó el hombre, cayendo de rodillas.

- Ponles un cocodrilo en el bolsillo.

- ¿Cómo dices, Señor?

- Haz lo que te estoy diciendo, no te arrepentirás.

Y el hombre cosió en todas sus camisas un pequeño símbolo que representaba a un cocodrilo y he aquí y a ojos vista que su mercadería se vendió de improviso como rosquillas, y fue un gran regocijo, mientras que entre sus enemigos era el llanto y el crujir de dientes, y uno de ellos exclamó:

- El Señor es misericordioso. Me ha hecho yacer en verdes praderas. El problema es que ahora no sé cómo levantarme.”

VÍDEOS CACHONDEÍSTICOS: Aquí va una primera selección.
Botín hablando inglés (sin palabras… Lo imito de miedo).

Un cadáver a los postres (diálogo mítico).

Ali G vendiendo ideas para libros (inmenso Sacha Baron Cohen).

Brüno en un baile en Georgia (lo dicho, grandísimo Sacha).

Perdónala, de Les Luthiers (los he visto en directo varias veces y he flipado).

Pillando purpos (versión motrileña de Pulp Fiction. Brutal. Se pueden activar los subtítulos)

Continuará.

3 comentarios:

  1. Únicamente he leído un libro de Miguel Mihura, Tres sombreros de Copa. Y me encantó.

    ResponderEliminar
  2. Por favor, Juan, imitación de Botín hablando inglés, pero YA!

    ResponderEliminar